visita

AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE

Página Web Crisálida Perenne

Gracias por seguir acumulando cada día más visitas!

jueves, 14 de abril de 2011

¡No te dejes influenciar por los estereotipos femeninos!

"No se nace mujer: ¡¡se llega a serlo!!"
...Simone de Beauvoir


¿Existen en la actualidad?. Compruébalo.
Completa cada frase, según lo que venga a tu mente de inmediato:

Las chicas rubias son_______________________________
Las mujeres conductoras son_________________________
Los chicos afeminados son___________________________
Del cuidado de los hijos y de los ancianos debe ocuparse______
Un chico que no es agresivo en una pelea es________________
A los hombres lo único que les interesa es _________________
Las mujeres sólo sirven para___________________________
Una chica que ha tenido muchos novios es________________
Un chico que ha tenido muchas novias es_________________
Los hombres son más_______________________________
Las mujeres son más_______________________________


La palabra “estereotipo” se define como:

"Una imagen trillada, con pocos detalles acerca de un grupo de gente que comparte ciertas cualidades, características y habilidades. Por lo general ya fue aceptada por la mayoría como patrón o modelo de conducta. El término se usa a menudo en un sentido negativo, considerándose que los estereotipos son creencias ilógicas que limitan la creatividad y que sólo se pueden cambiar mediante la educación".

Es decir, un estereotipo es el  conjunto de ideas que un grupo o una sociedad obtiene a partir de las normas o patrones culturales previamente establecidos, que tienen su origen en una generalización indebida o  arbitraria de la realidad.

El género o rol sexual está definido socialmente. Nuestra comprensión de lo que significa ser una mujer o un hombre evoluciona durante el curso de la vida; no hemos nacido sabiendo lo que se espera de nuestro sexo: lo hemos aprendido en nuestra familia y en nuestra comunidad a través de generaciones. Por tanto, esos significados variarán de acuerdo con la cultura, la comunidad, la familia, las relaciones interpersonales y las relaciones grupales y normativas, y con cada generación y en el curso del tiempo.


 Los estereotipos de género impiden el disfrute igualitario de los derechos a hombres y mujeres y hacen que las políticas, programas y proyectos desarrollados en las comunidades lleguen de forma diferente a hombres y mujeres.  Así, por ejemplo, si se realiza una campaña de acceso a condones y no se hace una estrategia inteligente para llegar a hombres y mujeres, con seguridad las mujeres no accederán a los condones, pues los estereotipos asignados a lo femenino indican que las mujeres son pasivas frente a su sexualidad y delegan al hombre las decisiones sobre las relaciones sexuales. 




Dentro de los múltiples estereotipos que nos ofrece la sociedad está el de la mujer ideal que, a través de los anuncios comerciales y la percepción de la sociedad, muestran a una mujer feliz, espontánea, inteligente, respetable, socialmente aceptable, deseable e influyente. No contradice lo que se le dice, es complaciente, servicial y atenta. Físicamente es delgada, con el cuerpo perfecto y facciones clásicas y bellas.


Por consiguiente, esta imagen de la mujer ideal ha sido de gran impacto, ya que ha aumentado la insatisfacción de muchas  mujeres, afectando su autoestima y permitiendo una serie de abusos y violencia machista, ante la tolerancia e idolencia de la sociedad.


Estereotipos de género:
La implicación más clara de la existencia de estereotipos de género es el sexismo, el cual declara lo masculino como superior frente a lo femenino, creando relaciones de subordinación y discriminación hacia las mujeres. El sexismo se manifiesta a través de diferentes visiones: 


Los estereotipos de género son hábitos, costumbres, rasgos físicos o psicológicos que son considerados apropiados (virtudes) o inapropiados (defectos) para uno y otro sexo, y que condicionan nuestra manera de pensar, de vivir y de prejuiciar a las demás personas.






Hombres:
Valientes
Activos
Razonables
Decisivos
Juiciosos
Inteligentes
Tenaces
Seguros





Lo siento, pero no se me ocurrió otra imagen que proyectara mejor el conjunto de características del estereotipo masculino que David Beckham!!...Sí se trata de ejemplificar, entonces, que cada una piense en su ideal o favorito.


Mujeres:

Afectivas
Tiemas
Débiles
Solícitas
Intuitivas
Temerosas
Dependientes
Sumisas
Coquetas



Como podemos observar, según los estereotipos aprendidos, un hombre debe ser fuerte, valiente, adinerado, independiente, cabeza de familia, agresivo, rebelde, con iniciativa, activo, trabajador, emprendedor, expresivo, no sentimental, protector, potente sexualmente y siempre joven. Los estereotipos del hombre, en general, lo definen por su situación profesional, es decir, al hombre se le valora por su trabajo, estatus en alguna institución, etc; un hombre siempre será más o menos importante dependiendo de su desempeño profesional; en cambio la mujer se valora por su situación personal (apariencia, forma de ser, o su labor como madre y ama de casa)


 Desde que nacemos y nuestras familias saben de nuestro sexo, inmediatamente comienzan a estereotiparnos: si el recién llegado es niña se le vestirá con ropas rosadas y su dormitorio se pintará con colores similares y sus repisas tendrán muñecas y peluches; si el bebé es varón se le vestirá con colores celestes y sus juguetes serán desde ese momento autos de juguete, legos, rompecabezas; estos son los primeros rasgos diferenciadores que tendrán damas y varones a lo largo de toda su vida.

El establecimiento de estereotipos en una sociedad comienza con los niños que se alimentan de lo que ven en sus casas o en la televisión. Los padres cumplen un papel fundamental en este ámbito, ya que deberían guiar a sus hijos, pero sin caer, claro, en estereotipos.

Los estereotipos se transmiten y promueven por diversas vías, tales como la educación formal,  en el núcleo familiar y a través de los medios masivos de comunicación. Las metáforas, las frases, los adjetivos también son formas de "estereotipar". Cuando prendemos la televisión, la radio o abrimos una revista, le estamos abriendo la puerta de nuestro hogar y de nuestra mente a una serie de ideas y de imágenes que, si bien, por un lado, reflejan la realidad, nos informan y nos entretienen, por otro lado presentan una visión reducida y tendenciosa de cómo vivir, cómo pensar, cómo vestir...como debemos ser y comportarnos.

 Posibles causas de los estereotipos femeninos
  • Las mujeres se definen a sí mismas en términos de sus relaciones personales.
  • El patriarcado que prevalece en todas las sociedades.
  • La maternidad como único fin de las mujeres: "Las mujeres nacieron para ser madres"
  • La separación del hogar y lugar de trabajo hace que se ocupen sólo de las tareas domésticas.
  • Factores antropológicos y, especialmente, sobre la obsesiva construcción de identidades masculinas agresivas, arrogantes, manipuladoras y prepotentes.

Según estudios realizados sobre la imagen de la mujer, podemos diferenciar distintos estereotipos femeninos (Afortunadamente, cada día menos repetidos):
 
1. La clásica abuelita:
Es invariablemente feliz porque ha solucionado su porvenir. Con mucha frecuencia aporta la felicidad a los miembros de su familia (hijos y nietos) preparando una deliciosa comida. Este personaje bienhechor y tutelar representa la continuidad, el arraigo de las tradiciones y de la tierra, el regreso a la simplicidad de la vida rural, la nobleza no contaminada de lo ancestral. Su imagen es la de un ser sonriente, sin achaques de salud y viste además con cierta coqueteria sin excederse en lo que el sentido común considera "propio de su edad".


Hoy, cada vez más mujeres en la edad adulta, han  abandonado los vestidos negros tradicionales para tratar de evocar la jovialidad interna y una eficaz actividad. Afortunadamente, también se comunican por internet y realizan actividades que antes no se consideraban "para su edad" y para lo que representaban.


2. El ama de casa:
Son mujeres dedicadas a las tareas hogareñas y cuyo único fin es satisfacer a su marido e hijos. Tienen una apariencia real, joven, razonablemente atractivas para gustar a su marido, de aspecto agradable y suelen aparecer en marcos neutros e inconcretos, sin referencia directa a la tarea del hogar, tratando asi de eludir la conexi6n con la mujer, exclusivamente como ama de casa, papel que frena su autorrealización.


Según el estereotipo de estas mujeres, sus cualidades deben ser: esfuerzo, dedicación, constancia y conocimiento. El ama de casa alimenta y cuida a su familia siendo, posiblemente la hija, la única ayuda con la que cuenta. En las relaciones familiares la madre representa lo cotidiano, lo permanente, lo funcional, es la que controla y vigila continuamente a los hijos.


 Constituye la mujer siempre buena, pasiva, obediente, servil, tierna, maternal, amable, comprensiva, discreta, delicada, dependiente y sin iniciativa, administradora de parte del dinero del hombre en el ámbito del hogar, temerosa.y brindando apoyo incondicional para el hombre. También con la afectividad, dependencia y preocupación por los demás. Eficaces y disponibles en cualquier momento o circunstancia.

3. La triunfadora profesional:
Arquetipo cada vez más frecuente en el mundo actual. Es una mujer independiente que comparte con el hombre una relación de paridad; una ejecutiva autónoma, desenvuelta, respetada en su trabajo y admirada por sus compañeros masculinos. Viste con pulcritud, pero sin estridencias, es hermosa y cautivadora, pero por encima de ello, demuestra resolver con eficacia lo que parecen arduos problemas de gestión.  Debe demostrar continuamente que ella es tan válida como un hombre para cualquier trabajo.




4. La mujer objeto: 
Es una práctica muy común en la que la mujer no tiene personalidad ni identidad, se muestra como un simple elemento susceptible de ser adquirido por cualquier hombre. Debe acceder a  las necesidades emocionales y sexuales de su pareja... siempre al servicio de la satisfacción masculina en todos los sentidos. Se trata de la manifestación sexista más clara y más atacada por los colectivos de mujeres. La imagen de la mujer  "tonta"  puede lograr que los hombres no valoren a la mujer y que la vean solamente como un objeto, sexual o de cualquier otro tipo, distorsionando así el potencial de la mujer como ser humano.




5. La  mujer adorno:
 Aparecen como mujeres desprovistas de cualquier atisbo de inteligencia o personalidad, cuyo único fin es "adornar el cuadro", o lo que es lo  mismo, poner insinuantes poses y sonreir. Esta imagen dada de la mujer logra en muchos casos acrecentar el machismo en los hombres presentando a la mujer como un adorno, o sea, la deja en una posición de permanente subordinación a lo que su hombre es o hace, además de presentarla como un ser humano débil, dependiente e indefensa.






6. La mujer escaparate:
Según esta imagen, la mujer va a ser el símbolo del triunfo masculino, será mostrada como un trofeo a través del cual el hombre conseguirá reconocimiento y admiración. La mujer se convierte en una posesión que el hombre ha de tener para mostrar su posición social. Las ropas y joyas que ella lleve indicarán el prestigio económico de él. Esta mujer no tiene identidad propia, no es nada sin su compañero, todo lo que tiene lo ha conseguido a través de él. 
 
 





 
7. La mujer sumisa:
Este estereotipo nos ofrece una visión poco atractiva de la mujer, la cual se siente feliz de poder satisfacer los deseos del hombre pues para eso vive; es la única posibilidad que tiene, la convivencia con él. La mujer se doblega ante su dominador, su vida gira en tomo a la de él.




8. La chica "fresa":
Es más informal. Gusta a los chicos dentro del grupo donde se desenvuelve. Realzará claramente su estatus en esa tribu bulliciosa de amigos y amigas a la que  pertenece. Dichas adolescentes gozan de buena salud, se mueven con gran dinarnismo, tienen una silueta estilizada, visten con una estudiadisima informalidad, no son descerebradas y parecen independientes de una excesiva tutela paterna. Nada hace pensar que se están preparando para asumir un dia responsabilidades familiares, aunque sí se desliza a veces la idea de que llegarán a tener alguna tarea profesional.






¡¡Elimina los que no te convengan!! 
Una mujer inteligente, fuerte, capaz y segura de sí misma  se revela contra los estereotipos y no permite que los medios de comunicación, la "cultura machista" ni las tradiciones, que pasan de generación en generación, afecten su autoestima, ni la confianza en sí misma.  Todas las mujeres debemos estar conformes y satisfechas con lo que somos y tener claro lo que queremos y aspiramos de la vida...no debemos acceder ante la  presión de entrar en alguno de los moldes sociales, llaménse estereotipos, imagen, comportamientos sociales, etc.



A pesar de que vivimos en una cultura de estereotipos sexistas, en los que generalmente se privilegia al hombre sobre la mujer, constituyen patrones o “paradigmas” divisionistas que no permiten el descubrimiento, el desarrollo y la expresión de cualidades y valores propios del ser humano, especialmente los de la mujer.


Los estereotipos de género de la mayoría de las sociedades conocidas han sido maquinados e impuestos por los hombres, por lo que ellos han sido siempre favorecidos y las mujeres perjudicadas. Por eso, se dice que estas culturas son androcéntricas, como por ejemplo, la nuestra.



Afortunadamente, cada día las exigencias de  los estereotipos de género han ido cambiando con el tiempo, gracias a la lucha de muchas mujeres por sus derechos y libertad. Hoy, muchas mujeres no se "encierran" en un solo estereotipo, han demostrado que pueden abarcar muchas áreas, tanto profesionales como a nivel personal: conjugan muy bien ser "amas de casa" (prefiero llamarlas "profesionales del hogar"), profesionistas, madres, amigas, hijas y ejercer los derechos que tienen. Demuestran que son capaces de mantener su dignidad y su autoestima a costa de lo que sea....


Debemos aprender a respetar las diferencias y a valorar las formas de ser, especialmente, el papel de  las mujeres actuales. Fomentemos la equidad de género, el empoderamiento de las mujeres y la perspectiva de género.
 

4 comentarios:

  1. Una vez más me encantó tu artículo sobre los estereotipos de la mujer y creo que ya todo es pasado para muchas, ojalá pronto sea para mucho más ya que el título de mujer se gana con muchísimo esfuerzo, trabajo, dignidad,amor por nuestro género y sobre todo respeto. Soy una mujer de 74 años pero ni hago pasteles ni cuento ovejas, sino amo mucho a mi familia, pero he comprendido que tengo una vida y debo seguirla, tengo computadora, la uso, pero sobre todo trato de usar lo poco de cerebro que me queda y comulgo al cien por ciento con la lucha que están llevando a cabo las mujeres, por eso admiro a Crisálida

    ResponderEliminar
  2. Gracias Zafiro...como siempre tus comentarios son sumamente estimulantes para mí.

    Gracias al ejemplo de una GRAN señora es por quien me guio para escribir los artículos que publico. Gracias madre por tu ejemplo e inspiración!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy buen articulo, gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  4. Hola Aurora, gracias a tí por tu opinión. Saludos!!

    ResponderEliminar

¡No te lo puedes perder!

¡No te lo puedes perder!
Pago por PayPal y en OXXO

Visita nuestro blog Mujer Sin Cadenas

Visita nuestro  blog Mujer Sin Cadenas
2o. Lugar Categoría Gráficos del Premio Mujer y Publicidad 2011

CONSULTA LA GUÍA DE PENSIÓN ALIMENTICIA EN MÉXICO

¿DIVORCIO A LA VISTA? ¡PREPÁRATE!

Twitter

ESPAÑA

URUGUAY

GUATEMALA: ¡DENUNCIA!

ARGENTINA

CHILE

La misteriosa desaparición de Cristina Siekavizza

MINDY RODAS: MUTILADA, IGNORADA Y...¡ASESINADA!

Publicación en Mujeres Publimetro

Mi colaboración en Mujer AF

Google+ Badge