visita

AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE

Página Web Crisálida Perenne

Gracias por seguir acumulando cada día más visitas!

miércoles, 3 de agosto de 2011

EL HOMBRE IDEAL ¿un imposible? : 83 palabras que lo definen




Un hombre ideal mira a su mujer como si no hubiera otra fémina en el mundo, haciéndola sentir la más hermosa, la más deseada y la más dichosa…siempre. 



La mayoría de las mujeres hemos soñado, alguna vez, con el "hombre ideal". Cuántas veces no ha pasado por nuestra mente conocer al prototipo que reúna, en una misma persona, al amigo leal y comprensivo, al amante perfecto (ése con quien puede experimentarse la pasión y el amor al mismo tiempo), al compañero varonil, guapo, fuerte, fiel, divertido, espontáneo, romántico y hasta aventurero…pero de acuerdo a estudios, y a la propia experiencia de muchas de nosotras, coincidimos en que ese tipo de hombre es extremadamente difícil de encontrar (tal vez uno de cada mil). 


Quizás muchas de ustedes hayan corrido con la suerte de haberlo encontrado, y que la vida las haya premiado con un ejemplar de esa naturaleza, pero habemos quienes seguimos en la creencia de que hombres con la capacidad de reunir con tales requisitos son casi imposibles de encontrar  (aún siendo características realmente  sencillas, si es que no somos muy exigentes con el aspecto físico).



Muchas hemos creído haber encontrado al “hombre ideal” cuando brotaron los primeros chispazos del enamoramiento, sin embargo, la realidad nos indica que no ha sido así. Somos nosotras mismas, quienes enaltecemos y maximizamos las pocas virtudes del sujeto, engrandeciendo una imagen que no es acorde con la realidad. 

Pero...¿es posible encontrar al hombre ideal? Tal vez, siempre y cuando sepamos qué es lo que queremos y no conformarnos con lo primero que se nos atraviesa. Las mujeres debemos construir actitudes, conductas y características necesarias para alcanzar lo que deseamos, por eso es necesario saber qué es lo que queremos y no queremos de un hombre y en una relación.


En esta entrada he decidido construir  (por así decirlo) a mi “hombre ideal”. En posts anteriores he hablado de las “cualidades del hombre casi perfecto”, “de los requisitos mínimos de un hombre seguro de sí mismo”, del inexistente "príncipe azul", entre otros temas similares, pero en esta ocasión, me basaré en lo que mi poca experiencia me ha brindado para poder proyectar a MI hombre ideal. 



Hoy sé qué es lo que quiero y lo que no quiero de un hombre; hoy sé que primero debo quererme y aceptarme a mí misma tal y como soy para poder querer y aceptar a otro, pero lo más importante, hoy sé qué es lo que NO debo permitir de un hombre y hasta dónde debo entregar mi persona, mi dignidad, mi tiempo, mi espacio y mi esencia como mujer…¡¡todo debe ser con límites y pensando primero en mí misma!! 


En la actualidad, siendo una mujer madura, puedo confesar que a lo largo de mi vida solo me enamoré en un par de ocasiones: 



En mi etapa de juventud cuando era estudiante de la carrera. En esa época tuve la fortuna de conocer lo que se llama el primer amor, ese amor arrebatado, pasional, tormentoso e imposible…y, siendo honesta, todavía me duele recordarlo. Así, joven e inexperta, no tuve el tiempo ni el cuidado de pensar en las cualidades o atributos que un hombre debía tener (ni siquiera me importó que aquel hombre fuera 15 años mayor que yo); simplemente me llegó el amor, lo disfruté y lo padecí por dos años enteros y después... se desvaneció. 



La segunda vez fue devastador, pues me enamoré perdidamente del hombre de quien hoy intento divorciarme a toda costa después de 18 años de matrimonio. Reconozco que el amor que sentí por él fue casi a primera vista, a tal grado, que la necesidad y dependencia que fui desarrollando por su persona, fue abrupta y simultánea al amor que iba creciendo dentro de mí. 

Para mucha gente cercana fue inexplicable, pues él no es nada del otro mundo, ni siquiera guapo, seductor o exitoso…todo lo contrario; pero yo fui quien le atribuyó   características y cualidades inexistentes... yo misma las fui creando y engrandeciendo para justificar mis emociones y sentimientos. 



En fin, el asunto es que en aquella ocasión tampoco me tomé la molestia de pensar en mí ni en lo que quería, simplemente me dejé llevar por mis sentimientos y emociones. Me cegué y evité buscar las condiciones idóneas para analizar, detalladamente,  qué es lo que quería de un hombre...de ese hombre.  


Los únicos requisitos que mi "hombre ideal" debía reunir en esa época eran dos: 



1) Que me escuchara 

2) Que no tuviera el conocido y fatídico síndrome de “mamitis” 

En ese entonces, aparentemente él cubría bien ambas cualidades.  Sin embargo, con los años pude descubrir, amargamente, que ni me escuchaba como yo lo necesitaba, y que la  "distante" relación con su mami se debía a que el sujeto en cuestión era soberbio, frío, déspota, inexpresivo, egoísta y manipulador no solo con ella, sino con cualquier persona que le demostrara algo de cariño…incluyéndome a mí.


Pues bien, en base a ese par de experiencias que viví, intentaré armar o construir a mi prototipo de “hombre ideal”, utilizando para tales efectos, las cosas buenas que viví, así como lo que tuve que aprender de las cosas negativas y que hoy me llevan a saber qué es lo adecuado, según mis nuevos parámetros. 


Tal vez no solo sueñe con el hombre ideal, sino con el hombre imposible, pero mi decisión es definitiva: debo ser exigente y no repetir mis conductas de conformismo, para evitar el  común y fracasado enunciado: "Eso fue lo que me tocó...y ni modo".



Para realizar este auto estudio, consideré apropiado enlistar por orden alfabético las palabras que describen mejor al "hombre ideal" , las cuales, por sí mismas  encierran grandes significados. Con palabras tan sencillas podremos darnos cuenta del tipo de hombre que considero ideal (quizás no solo para mí, sino para muchas de nosotras), sin rebuscamientos ni mayores complicaciones. 



Para empezar, diré que “ideal” puede definirse (según el diccionario RAE) de tres formas: 
  • Que no existe sino en el pensamiento. 
  • Que se acopla perfectamente a una forma o arquetipo. 
  • Excelente, perfecto en su línea. 
Normalmente, cuando hablamos de gustos o ideales nos referimos a dos cosas: al exterior o físico y al interior, es decir, a los atributos emocionales, intelectuales y valores en general. 

EXTERIOR (FÍSICO): 
Para mí, el físico del "hombre ideal"  se concentra en 4 ejemplares: 

Pierce Brosnan
(sí, aunque pase de los 60)
Hugh Jackman
(sin comentarios)


Gabriel Soto
(un mexicano sin palabras)
Marcelo Córdoba
(guapérrimo argentino)

¿Muy exigente?...Dicen por ahí, que a la hora del amor, el físico es lo que menos importa…y no sé si tengan  razón, pero acepto, según mi experiencia personal, que ha sido el físico, lo material y lo intelectual en lo que menos me he fijado a la hora de enamorarme.

INTERIOR:
No obstante,  para eso es este trabajo, para esforzarme en ser más selectiva en todos los sentidos, y es por eso que aquí están enlistadas las 83 palabras que describen al hombre ideal. Aparecerán en orden alfabético:

A
1.Alegre, sin caer en lo absurdo 

2. Amable, con todos los que le rodean 


3 Amigable, sin llegar a los extremos 

4. Amoroso, con la mujer que ama. Esta cualidad conlleva que el hombre viva, primordialmente, para ella: está atento a sus necesidades, gestos y palabras. La llena de hermosas frases (no sólo antes de la intimidad), también durante y después de culminar el acto. 

5. Apasionado, en ciertos momentos a ningún hombre le estorba mostrar sus capacidades amatorias con amor, deseo, excitación, y con mucho respeto hacia su mujer 

6 Atento, jamás están de más las demostraciones de educación 

7. Atrevido, que sea capaz de arriesgar de vez en cuando con la idea de agradar a la mujer que ama 

8. Atlético, que se note el cuidado en su cuerpo. Ya no más obesos, "fofos" ni perezosos en su cuidado personal

9. Autosuficiente, que sepa valerse por sí mismo en cualquier circunstancia. Que se apoye en la mujer, pero que él demuestre sus dones para resolver los problemas. 

B

10. Bondadoso, que tenga acciones positivas hacia los demás, sin tener que pedírselo 

C

11. Caballeroso, es gentil, desprendido, cortés, noble de sentimientos y emociones. Siempre está dispuesto a demostrar, con cualquier detalle, su educación y atención hacia su pareja 

12. Cariñoso, que no le de pena mostrarse afectivo y tierno, tanto en  público como en privado 

13. Comedido, que esté dispuesto a ayudar y ser solícito a cualquier tarea 

14. Compasivo, que sea empático ante situaciones donde otros sufren o padecen desgracia; que sepa perdonar cuando lo han ofendido 

15. Comprometido, con lo que piensa, hace, promete, así como con sus obligaciones y responsabilidades

16. Confiable, que hable con honestidad y verdad 

17. Consciente, que sea consecuente y reflexivo ante cualquier situación 

18. Considerado, en todo el entorno que lo rodea, especialmente con su mujer, que la tome en cuenta para tomar decisiones 

19. Cordial, que sea afectuoso de corazón, con quienes lo rodean

20. Cortés, que muestre educación, modales y atenciones 

21. Cuidadoso, que evite ser torpe al hablar o en su comportamiento 

22.Culto, que pueda sostener conversaciones en múltiples temas. Quedarse callado o con cara de incógnita es vergonzoso, pero lo es más, al demostrar que no sabe sobre ningún tema 

23. Cumplidor, no falla en sus promesas y en sus obligaciones y responsabilidades, en cualquier circunstancia  y momento

D

24. Dadivoso, ¡¡fuera tacaños!! 

25.Decidido, que sea resuelto, audaz, determinante. Que tenga firmeza de carácter, combinado con comprensión y amor 

26. Detallista, que sea observador, atento y meticuloso en todos los sentidos 

27. Dulce, que la mayoría de las veces tenga una palabra bonita o una acción positiva hacia la mujer que ama

E 

28. Ecuánime, que sea imparcial y justo. Que no es lo mismo ser juez y verdugo 

29. Estudioso, que se preocupe por aprender cualquier tema, y más, cuando ha demostrado no saberlo 

30.Extrovertido, que no sea mediocre ni huraño. Que sepa socializar y conversar con la gente, conocida o extraña 

F

31. Facilitador, punto importante, que no sea un obstáculo o una piedra en el camino de superación de la mujer que dice amar, al contrario, que la impulse y apoye en cualquier proyecto o deseo que ella tenga 

32. Fiel, que valore a la mujer que tiene a su lado y la respete en todos los sentidos.  Engañar y abandonar no están en su léxico

33.Firme, que no sea voluble y que sepa mantener su palabra 

34. Fuerte, que sepa transmitir fortaleza en los momentos precisos 

G

35. Generoso, que sepa desprenderse de las cosas materiales y sea equilibrado en el valor que les da. No es egoísta ni avaro en lo material ni en lo emocional

36.Gracioso, sin caer en las payasadas. Tiene buen sentido del humor, sabe escuchar las bromas, participa en ellas y comparte los momentos agradables 

H

37. Honesto, que posea cualidades de decente, pudoroso, recatado,  justo, razonable y recto 

38. Honrado, que posea rectitud e integridad 

39. Humilde, es lo contrario a soberbio, arrogante y prepotente 

I

40. Inteligente, para aceptar y corregir sus errores y para saber hablar y escuchar 

41. Inspirador, infunde ánimo, sugiere, motiva e impulsa en la creación de ideas o proyectos de su pareja 

J

42. Jovial, que muestre alegría, energía, ánimo en la vida 

43. Justo, que sea equitativo y racional en sus juicios 

L

44. Leal, a sus principios, valores, pensamientos y seres que ama 

45. Líder, que tenga iniciativa y no se deje llevar por lo que los demás digan o piensen. Que sepa defender sus ideales 

M

46. Magnánimo, que refleje grandeza y elevación en su forma de ser; que no sea precario ni en los recursos ni en sus pensamientos 

47. Mesurado, que sepa comportarse con los demás; que no se sobrepase en actitudes o excesos de confianza 

48. Moral, que su comportamiento sea acorde a sus valores y a la legalidad 

N

49.Natural, que no finja en su forma de ser o de expresarse, pero siempre recordando su educación y principios 

O

50. Obediente, a las leyes, reglamentos, disposiciones y a su misma moral 

51. Observador, que no sea necesario narrarle todo lo que sucede porque “estaba distraído” 

52. Oportuno, que sepa el valor del tiempo, así como el momento preciso para hacer algo 

53. Optimista, que siempre espere lo mejor ante cualquier situación, y lo contagie de la misma forma 

54. Osado, que sea atrevido pero cuidadoso. No miedoso ni pesimista 

P

55. Paciente, que sepa esperar sin exasperarse o molestarse 

56. Pacífico, tranquilo, sosegado, que no provoque discordias ni ningún tipo de violencia hacia los que lo rodean, mucho menos, en contra de su mujer 

57. Parco, que se abstenga de comentar lo innecesario 

58. Partícipe, colabora en cualquier tarea, actividad o idea para el bien común de la relación 

59. Perspicaz, que tenga ingenio y un sentido agudo para percibir detalles 

60.Planificador, que proyecte situaciones ante un evento o situación, así como para prevenir circunstancias 

61. Proveedor, que cumpla con sus obligaciones en su hogar, con su esposa e hijos 

62. Prudente, debe actuar con moderación y cautela 

63. Pulcro, aseado, esmerado, bien parecido

64. Puntual, que siempre llegue a tiempo, que no deban esperarlo, o bien, que de una excusa justificada si no puede hacerlo 

R

65. Reflexivo, generalmente debe pensar antes de actuar 

66. Respetuoso, jamás intentará agredir o lastimar, ni con palabras, acciones ni físicamente a nadie…mucho menos a su mujer o hijos. Que enseñe a sus hijos, con el ejemplo,  a respetar y valorar a quien les dio la vida, así como a la mujer en general 

67. Responsable, cumple con lo que promete o no promete lo que sabe que no cumplirá 

68. Romántico, que sea lindo, atento, cariñoso, pero sin caer en empalagos y mucho menos pretenda ser asfixiante, celoso o posesivo 

S

69. Sagaz, que prevé y previene las cosas 

70. Seguro, sabe transmitir su autoestima positiva en firmeza y confianza en la vida 

71. Sensible, que sepa valorar las emociones y sentimientos de los demás, principalmente los de su mujer, pero que también  demuestre su sensibilidad sin pena u orgullos falsos 

72. Servicial, que no es lo mismo que servil. Debe ser capaz de demostrar atenciones de cualquier tipo a sus familiares y los de su mujer. 

73. Sexy, que tenga atractivo físico, sexual, emotivo, intelectual y de carácter 

74. Simpático, que su modo de ser sea agradable, natural y espontáneo hacia los demás, principalmente con su pareja 

75. Sincero, que sea sencillo, honesto y libre de fingimientos 

76. Sociable, que no sea huraño, que sepa cómo interactuar según la situación, el lugar, la gente y el ambiente…sin caer en los excesos 

T

77. Tierno, que demuestre ser emotivo, sincero y comparta lo que siente 

78. Tolerante, respeta las ideas, creencias, sueños, espacio, tiempo y todo lo que se refiere a los derechos de los demás, aún cuando sean diferentes o contrarios a los suyos, especialmente, sabe respetar los ideales y pensamientos de su pareja 

79. Trabajador, que sepa cumplir con sus obligaciones y siempre esté dispuesto a superarse y a dar más de sí mismo en beneficio de él y de los suyos 

V

80. Valiente, que sepa enfrentar al mundo y sepa darle su lugar a la mujer que ama, así como  para reconocer sus errores y ser capaz de corregirlos 

81. Veraz, que siempre diga la verdad, aunque lo perjudique o haya cometido algún error 

82. Versátil, que domine múltiples asuntos 

83. Visionario, que tenga criterio y prevalezca la amplitud de mente 




Los atributos presentados aquí, pueden ser el punto de partida para reflexionar sobre lo que deseamos en una relación de pareja. Tú puedes ampliar la lista...no intentes reducirla, son características mínimas que un hombre debería  poseer, y de esa forma, comenzar a cambiar los estereotipos de género.


MUJER:



¿Podemos encontrar a ese superhombre entre la multitud de hombres ordinarios?


Un hombre ideal nunca interrumpe un beso para contestar su teléfono o cambiar el canal de la televisión. Siempre estarás primero tú en su lista de prioridades…sin que tengas que pedírselo. 



Un hombre ideal entiende que su encanto no está en el tamaño de su órgano, sino en sus más sinceros sentimientos hacia la mujer que ama. 


Un hombre ideal, siempre tratará de mostrarse amable, y sabrá separar sus problemas de trabajo de los de su hogar...no se desquitará en casa por cosas que le sucedan afuera.


Al hombre ideal le gusta todo de su mujer: su cabello, sus labios, su cuello, sus pies, pero también le gusta su forma de ser, de cautivar, de expresarse, y la motiva a seguir sus sueños, sus ilusiones…no la obstaculiza ni le quita independencia, al contrario, la apoya y la impulsa a encontrar su propia autosuficiencia, respetando su espacio, su entorno y su libertad. 

Un hombre ideal NUNCA será violento de ninguna forma: no se burlará de su mujer, ni la amenazará ni le ordenará ni le  prohibirá cosas que ella desee hacer, pensar o decir, y mucho menos, la maltratará física o sexualmente...¡¡SIEMPRE LA RESPETARÁ!!


¿Y el tuyo cómo es


Si encontraste a tu hombre ideal, gózalo y disfruta cada mirada suya puesta en tí, pues significará que tienes a tu lado al hombre que te valora y te respeta como mujer.




1 comentario:

  1. Amada Crisálida, muy buen artículo, espero tengas éxito como acostumbras,estás llena de energía, sueños, valor, amor y algo de experiencia ya que eres una joven madura, en cuanto a los sujetos te diré.....como género somos muy conformistas, ya que casi no pedimos nada a cambio, eso es lo bueno de la juventud el que se atreva cada día más para obtener en realidad lo que se merece y que cada una pueda sentir el mayor número de los incisos que nombras

    ResponderEliminar

¡No te lo puedes perder!

¡No te lo puedes perder!
Pago por PayPal y en OXXO

Visita nuestro blog Mujer Sin Cadenas

Visita nuestro  blog Mujer Sin Cadenas
2o. Lugar Categoría Gráficos del Premio Mujer y Publicidad 2011

CONSULTA LA GUÍA DE PENSIÓN ALIMENTICIA EN MÉXICO

¿DIVORCIO A LA VISTA? ¡PREPÁRATE!

Twitter

ESPAÑA

URUGUAY

GUATEMALA: ¡DENUNCIA!

ARGENTINA

CHILE

La misteriosa desaparición de Cristina Siekavizza

MINDY RODAS: MUTILADA, IGNORADA Y...¡ASESINADA!

Publicación en Mujeres Publimetro

Mi colaboración en Mujer AF

Google+ Badge