visita

AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE

Página Web Crisálida Perenne

Gracias por seguir acumulando cada día más visitas!

miércoles, 20 de julio de 2011

ENSEÑANZAS DE VIDA: 82 magníficos consejos de un padre a su hija


Introducción:
George Ivanovitch Gurdjieff (1877-1949), conocido filósofo ocultista de origen ruso, fundó en 1922 en Fontainebleau un centro experimental para el estudio de la consciencia, el Instituto para el Desarrollo Armónico del Hombre. Después, viajó por Nueva York y Chicago y regresó a París, donde murió.

Gurdjieff, el padre del Cuarto Camino en occidente, es un personaje singular en el mundo del trabajo interior y el despertar de la conciencia. La vida de George Gurdjieff es un compendio de aventura, búsqueda espiritual y, como suele ser en personajes de esa naturaleza, polémica.

Finalmente creó una senda de realización, el Cuarto Camino, que ha sido muy influyente en la vida esotérica del siglo XX, el cual, continúa en plena actualidad. En ella, Gurdjieff plantea la acción desde la vida cotidiana, argumentando que se puede alcanzar la iluminación a través de un duro trabajo interior y exterior para conseguir ser plenamente
conscientes de nosotros mismos viviendo en sociedad y con la propia familia.

Si tuviéramos que resumir en una frase las enseñanzas de Gurdjieff, y dando por hecho que cualquier generalización es injusta, ésta sería “no hay que olvidarse de uno mismo“. Concentrarse al máximo en lo que somos, en lo que queremos ser y en cómo conseguirlo es la base de las profundas enseñanzas de este gran maestro.

De esta forma, en una de sus tantas aportaciones, Gurdjieff  legó a su hija, Reyna d’Assia, 82 consejos.

El texto fue compartido por ella misma (en México) al legandario y carismático 
Alejandro Jodorowsky*, y publicado en el libro de éste titulado “El maestro y las magas” de editorial Siruela. Este libro es considerado único, esclarecedor y pletórico de sabiduría siempre cautivante. Como todas las creaciones de Alejandro Jodorowsky, revoluciona lo establecido, en este caso a través del género autobiográfico, al mismo tiempo que proporciona una experiencia de lectura imborrable.



*Artista polifacético chileno de origen judío-ucraniano, nacionalizado francés en 1980. Entre sus muchas facetas destacan las de escritor, dramaturgo, actor, poeta, director teatral, director de cine, guionista de cine, compositor de bandas sonoras, escultor y escenógrafo en cine, guionista de cómics, dibujante, instructor del tarot, mimo, psicoterapeuta y psicomago. (Fuente: Wikipedia)




En general, este libro se trata de una obra perturbadora que no puede pasar inadvertida. Jodorowsky narra parte de su biografía, y se detiene en la figura de cuatro mujeres que también marcaron su vida y su transformación personal, entre ellas, la hija de Gurdjieff, de la que parece haberse enamorado. Ella no sólo es capaz de realizar proezas con su mente y con su cuerpo, sino que se atreve a desafiar a la muerte en un último experimento que produce escalofríos. Sin embargo, la forma, el lugar y el momento en que reveló el legado de su padre es… curiosa y sumamente interesante.

Siempre es bueno conocer y aprender de la gente, incluyendo personajes que han dedicado su vida a investigar y compartir temas sobre conciencia y el autoconocimiento, no importando si son polémicos o no. Tomemos lo mejor de ellos, lo que nos parezca adecuado, conveniente y real.

Filosofía de vida:
Quienes hemos sido madres y padres, desearíamos tener interiorizadas una serie de máximas o sentencias lo más sintéticas posibles, pero con grandes enseñanzas, para poder ayudar y guiar a nuestros hijos en su camino por la vida…
No sirve de nada aconsejar si realmente no se hace con todo el corazón, y eso sólo se puede conseguir sintiendo cada máxima desde muy adentro.

Sin mayores detalles, a continuación compartiré  un extracto del libro de Jodorowsky, precisamente una parte del capítulo donde Reyna d’Assia transmite las enseñanzas de Gurdjieff. Es evidente que el material debe ser utilizado para pensar; no amerita una lectura superficial, vale la pena una lectura atenta. Esta serie de enseñanzas, no son nuevas ni exclusivas  para nadie; sin embargo, la forma de enunciarlos es extraordinaria y dignas de valorar. En realidad, todos ellos forman parte de experiencias aprendidas y compartidas, con el objetivo de preparar  a las nuevas generaciones a lograr un conocimiento de la esencia humana y alcanzar un futuro  mejor y feliz.

(Confieso que, por un momento,  pasó por mi mente la idea de resaltar aquellos consejos que me parecieron más interesantes y adecuados a esta época, pero pensándolo bien, lo dejo a elección de cada una de ustedes; lejos de  pretender ser subjetiva, reconozco que este legado constituye una serie de preceptos que deben ser presentados de la forma en que fueron expresados)

Consejos de un padre a su hija:



Extracto del libro “El maestro y las magas
Parte 9. El trabajo sobre la esencia.

Diálogo entre Reyna d´Assia y Alejandro Jodorowsky:

-El que desee lograr la meta suprema primero tiene que cambiar sus hábitos, vencer sus miedos y su pereza, convertirse en moral. Para ser fuerte en lo grande hay que hacerse fuerte en lo pequeño.

-¿Cómo? –

-Nos han maleducado, vivimos en un mundo competitivo donde la honestidad es sinónimo de ingenuidad. Tenemos que desarrollar ciertas buenas costumbres. Algunas de ellas parecen simples, pero son muy difíciles de realizar. Por creerlas nimias, no nos damos cuenta de que son la llave de la consciencia inmortal.

Te voy a dictar los mandamientos que me enseñó mi santo padre:

1. Fija tu atención en ti mismo, sé consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.

2. Termina siempre lo que comenzaste.

3. Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.

4. No te encadenes a nada que a la larga te destruya.

5. Desarrolla tu generosidad sin testigos.

6. Trata a cada persona como si fuera un pariente cercano.

7. Ordena lo que has desordenado.

8. Aprende a recibir, agradece cada don.

9. Cesa de autodefinirte.

10. No mientas ni robes, si lo haces te mientes y te robas a ti mismo.

11. Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.

12. No desees ser imitado.

13. Haz planes de trabajo y cúmplelos.

14. No ocupes demasiado espacio.

15. No hagas ruidos ni gestos innecesarios.

16. Si no la tienes, imita la fe.

17. No te dejes impresionar por personalidades fuertes.

18. No te apropies de nada ni de nadie.

19. Reparte equitativamente.

20. No seduzcas.

21. Come y duerme lo estrictamente necesario.

22. No hables de tus problemas personales.

23. No emitas juicios ni críticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.

24. No establezcas amistades inútiles.

25. No sigas modas.

26. No te vendas.

27. Respeta los contratos que has firmado.

28. Sé puntual.

29. No envidies los bienes o los éxitos del prójimo.

30. Habla sólo lo necesario.

31. No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra.

32. Nunca amenaces.

33. Realiza tus promesas.

34. En una discusión ponte en el lugar del otro.

35. Admite que alguien te supere.

36. No elimines, sino transforma.

37. Vence tus miedos, cada uno de ellos es un deseo que se camufla.

38. Ayuda al otro a ayudarse a sí mismo.

39. Vence tus antipatías y acércate a las personas que deseas rechazar.

40. No actúes por reacción a lo que digan bueno o malo de ti.

41. Transforma tu orgullo en dignidad.

42. Transforma tu cólera en creatividad.

43. Transforma tu avaricia en respeto por la belleza.

44. Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro.

45. Transforma tu odio en caridad.

46. No te alabes ni te insultes.

47. Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera.

48. No te quejes.

49. Desarrolla tu imaginación.

50. No des órdenes sólo por el placer de ser obedecido.

51. Paga los servicios que te dan.

52. No hagas propaganda de tus obras o ideas.

53. No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad, admiración, simpatía, complicidad.

54. No trates de distinguirte por tu apariencia.

55. Nunca contradigas, sólo calla.

56. No contraigas deudas, adquiere y paga en seguida.

57. Si ofendes a alguien, pídele perdón. Si lo has ofendido públicamente, excúsate en público.

58. Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no insistas por orgullo en ese error y desiste de inmediato de tus propósitos.

59. No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho de que fuiste tú quien las enunció.

60. No conserves objetos inútiles.

61. No te adornes con ideas ajenas.

62. No te fotografíes junto a personajes famosos.

63. No rindas cuentas a nadie, sé tu propio juez.

64. Nunca te definas por lo que poses.

65. Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.

66. Acepta que nada es tuyo.

67. Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien, di sólo sus cualidades.

68. Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal considéralo tu maestro.

69. No mires con disimulo, mira fijamente.

70. No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado que les impida invadir toda tu vida.

71. En el lugar en que habites consagra siempre un sitio a lo sagrado.

72. Cuando realices un servicio no resaltes tus esfuerzos.

73. Si decides trabajar para los otros, hazlo con placer.

74. Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y haz.

75. No trates de ser todo para tu pareja; admite que busque en otros lo que tú no puedes darle.

76. Cuando alguien tenga su público, no acudas para contradecirlo y robarle la audiencia.

77. Vive de un dinero ganado por ti mismo.

78. No te jactes de aventuras amorosas.

79. No te vanaglories de tus debilidades.

80. Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo.

81. Obtén para repartir.

82. Si estás meditando y llega un diablo, pon ese diablo a meditar..


El capítulo finaliza con la siguiente frase de Jodorowsky:

“Nunca más la volví a ver. Años más tarde me llegó un sobre enviado desde Bali. En él encontré una fotografía acompañada por una lacónica misiva: Yo con Ivana, mi hija. No sé si su padre eres tú o don Prudencio”.







MUJER:

Después de leerlos, podemos apreciar que pareciera que cada uno posee vida propia.
Exigen plena conciencia y atención.


Como madres, siempre queremos lo mejor para nuestros hijos, pero recuerda:

El trabajo interior empieza por una misma,  
para después ser capaz de transmitirlo con amor a los que queremos.




1 comentario:

  1. Extraordinario artículo, felicidades Crisálida, cada día nos sorprendes más "Consejos de un padre para su hija " me parece de lo más puro y sano, ya que son preceptos ancestrales y como en el amor no hay ni tiempo ni fronteras siempre serán de gran apoyo para nuestra descendencia ya que todos están basados en el amor y el buen vivir, como una muestra del respeto que debe existir en nuestros hogares, en la sociedad y en el mundo. Evitaríamos de esta manera tantas guerras internas como externas.

    ResponderEliminar

¡No te lo puedes perder!

¡No te lo puedes perder!
Pago por PayPal y en OXXO

Visita nuestro blog Mujer Sin Cadenas

Visita nuestro  blog Mujer Sin Cadenas
2o. Lugar Categoría Gráficos del Premio Mujer y Publicidad 2011

CONSULTA LA GUÍA DE PENSIÓN ALIMENTICIA EN MÉXICO

¿DIVORCIO A LA VISTA? ¡PREPÁRATE!

Twitter

ESPAÑA

URUGUAY

GUATEMALA: ¡DENUNCIA!

ARGENTINA

CHILE

La misteriosa desaparición de Cristina Siekavizza

MINDY RODAS: MUTILADA, IGNORADA Y...¡ASESINADA!

Publicación en Mujeres Publimetro

Mi colaboración en Mujer AF

Google+ Badge