visita

*CRISÁLIDA PERENNE es una marca registrada, lo que garantiza la protección de su uso exclusivo conforme a las Leyes de México.

México

México

AVISO IMPORTANTE

AVISO IMPORTANTE

Página Web Crisálida Perenne

Gracias por seguir acumulando cada día más visitas!

sábado, 2 de abril de 2011

Aprende a elegir: 7 prototipos masculinos



"Los hombres que valen la pena cruzan el mar de la vida nadando...
los demás se contentan con bañarse en la orilla."

¿Están de acuerdo en que la mayoría de las mujeres, alguna vez en la vida, nos hemos equivocado a la hora de enamorarnos?... Sí, tal vez sea lo normal y hasta "tengamos derecho" a hacerlo. Elegimos mal por diversas razones (por idiotizarnos, cegarnos, porque el susodicho supo engatuzarnos, por soledad, por miedo, por necesidad y mil pretextos más), y cuando nos damos cuenta, estamos en las garras de un misógino, macho, maltratador o patán. Lo importante es que aprendamos de las experiencias adquiridas, buenas o malas, y evitar en la medida de lo posible  involucrarnos con tipos que no valen la pena.

Pero, ¿acaso todos los hombres son iguales?, ¿o es la "mala suerte" quien nos hace atraer como un imán a esa clase de fanfarrones?...Meditando un poco acerca de este tema personal  junto con un amigo muy querido, llegué sorpresivamente a la siguiente conclusión:

¡¡No!!, ni todos los hombres son iguales ni es por causa de la  "mala suerte"....las únicas culpables de relacionarnos o involucrarnos con seres despreciables (o tóxicos)...¡¡somo nosotras!!.  No queremos ver las señales de alerta, o las minimizamos, gracias a diversos factores como: idealizar a cualquier sujeto, por ceguera voluntaria, soledad, aburrimiento, dependencia y estupidez, lo cual nos impulsa a aferrarnos a cualquier cosa que se nos cruce en el camino. 



De inmediato comienza el "auto lavado cerebral", convenciéndonos  y conformándonos con tipos con ciertas "cualidades" que nosotras mismas  les adjudicamos (las cuales NO poseen),  pero que solo nosotras "vemos". Suele suceder que tanto familiares como amigos nos alertan  sobre nuestro autoengaño, pero ignoramos "dignamente" dichas advertencias. Puedo decir que en mi caso, ningún sujeto valía  la pena antes... y mucho menos ahora. Carecen de todos los atributos  que yo misma  les otorgué  y con los que "adorné" su pésima identidad, con el único fin de justificar mi falta de criterio para seleccionar mejor.

Por cierto, ninguno de ellos era, ni la cuarta parte, de atractivo como alguno de los hombres de las  imágenes. ¡¡Todo lo contrario!!, además de todas sus carencias emocionales, intelectuales, de educación y de principos,  debo confesar que ni siquiera eran "galanes", guapos, simpáticos, atléticos, jóvenes o con prestancia y personalidad...y están de testigos todas las personas  allegadas a mí y que los conocieron en las diferentes etapas de mi vida.


Retomando el tema, gracias a esas experiencias dolorosas, humillantes y vacías, hoy puedo saber qué es lo que realmente quiero y NO quiero de un hombre (Regla 1: Debe ser un hombre con atributos totalmente  opuestos y distintos a los que he tenido la desgracia de "escoger" hasta hace poco, y no me refiero solo al físico, aunque sí sería un poco más exigente respecto a ese punto). Hoy ya NO quiero tipos con alto nivel de ignorancia, de inmadurez, de mediocridad, de inseguridad, de soberbia, de agresión, de manipulación y de posesión enfermiza sobre mi persona....


Mi terapeuta me cuestionó alguna vez:
"¿Por qué eliges hombres  mediocres, locos y agresivos?"

Inocentemente respondí:
"Son los que me tocan.  Será porque todos los hombres son iguales."

A lo que, fúricamente, la psicóloga  respondió:
"¡No, tú eres quien aceptas a tipos con ese perfil de "perdedores", abusadores y locos!. No te quieres, pues has permitido que esos sujetos te denigren. No te has valorado, has accedido a que te controlen, te  manipulen y te maltraten."

¡¡Qué humillante y vergonzoso fue escuchar esa afirmación!!. Pero fue precisamente aquella plática la que me abrió los ojos. Efectivamente, no todos los hombres que me han rodeado han sido "iguales". Yo he sido quien ha aceptado los cortejos de los indeseables, de los tipos que deben evitarse a toda costa y de quienes habría que salir huyendo de inmediato. Lo confieso...¡¡no supe elegir al hombre adecuado!!.

Pero como dicen, "Más vale tarde que nunca". Así que hoy compartiré con ustedes una breve descripción y clasificación de algunos tipos de hombres que existen (¿buenos o malos?)... eso  lo dejo al juicio de cada una de ustedes.

Esta clasificación está basada en un libro escrito por Elizabeth Hearn y Sada Walkington, quienes argumentan que  la mujer es quien no sabe elegir a su pareja. Las apariencias engañan, y según las escritoras inglesas declaran que  “la clave del éxito en el juego de buscar pareja consiste en encontrar al tipo adecuado”.

En ese libro describen y dan pistas para reconocer, conquistar, mantener e, incluso, terminar con el candidato en turno cuando no llene nuestras expectativas. Su teoría la basan en que existen varios prototipos masculinos, bajo los cuales se agrupan 24 clases de machos modernos. Expondré solo  algunos de ellos  a manera de ejemplo (la lista sería interminable); comienza a practicar tu selección en base a los datos que se anexan.

Busca el que más te convenga, según tus necesidades afectivas, emocionales, culturales, económicas o de ideales. Sigue las instrucciones para conquistarlo o, al menos, podrás reir un rato al identificar en cada modelo a alguien conocido.

1. El heredero
Cómo reconocerlo: Trabaja con sus padres en el negocio familiar y su principal meta es seguir en él. Apegado a la familia, a las tradiciones, al apellido.
Accesorios: Tiene un lema propio de su familia, si no vive en casa de sus padres, igual tiene su dormitorio en ella; tiene la misma nana que lo crió.
Malas costumbres: Siempre compara a su pareja con su madre, la que obviamente es mejor y hace la mejor comida del mundo. Para él primero que todo es el deber y las obligaciones familiares.
Descripción: Si bien el trabajo o su futuro económico se lo han dado en bandeja de plata, esto lo deja ligado con su familia. Le cuesta romper con las actitudes características de su círculo familiar y social. Sueña con tener una pareja que él quiera y que, además, cumpla con las expectativas familiares.


Consejos prácticos:
Conquista: Le atraen el aplomo, la elegancia y la soltura natural. Siempre están rodeados de gente, por lo que se recomienda sonreírle, mirarlo fijamente un rato y luego apartar la mirada.
Cómo mantener la relación: Es necesario conseguir su confianza y no presionarlo.
Cómo terminar: El tiene sus expectativas y planes tanto para él como para su pareja, por lo que no sería raro que él sea quien termine la relación.

2. El amigote
Cómo reconocerlo: Bromista. Habla en argot con rima, por ejemplo, “holanda, ¿qué talca?; ¿cómo te baila?; hola, hola, cocacola. Anda silbando.
Accesorios: Equipo de fútbol (zapatos y camisetas), jeans y mochila.
Malas costumbres: Hacer gestos y ruidos groseros, no baja la tapa del baño.
Descripción: Es el eterno adolescente y amante del fútbol. Una tarde perfecta para él puede ser viendo un partido en una gran tele, con mucha cerveza y sus amigos. No es una persona muy profunda o espiritual, pero en el fondo es buena persona, solidario y buen amigo. Comienza a tener relaciones más serias cuando sus amigos sientan cabeza.

Consejos prácticos:
Conquista: Hay que ser un "amigote" más. Tomar a la par con él y nunca lo dejes en vergüenza delante de sus amigos.
Cómo mantener la relación: No se debe ser muy criticona con ellos. Tampoco le pidas que te acompañe de compras.
Cómo terminar: Es suficiente con hacer la maleta y partir. Está acostumbrado a que se acaben las relaciones de este modo. No es de salir persiguiendo. Lo más práctico es cambiarse de pub para no topárselo.

3. Adicto en recuperación
Cómo reconocerlo: Nunca se sabe.
Accesorios: Sicólogo, anteojos de sol, pastillas de menta, botellas de agua.
Malas costumbres: Cuenta todas sus penas durante la cena y tarda mucho en animarse después.
Descripción: Persona compleja, carga con su pasado. La decisión de salvar su vida lo convierte en un tipo especial. Una vez que ha recuperado su autoestima, puede ser alguien muy valioso.


Consejos prácticos:
Conquista: Armarse de paciencia para escucharlo.
Cómo mantener la relación: Mantener un vínculo muy fuerte, estar disponible para sus confesiones y darle seguridad.
Cómo terminar: Su peor pesadilla es que lo abandonen. Hay que tomarse el tiempo para que se valga por sí solo, tranquilizarlo y no sentirse culpable.

4. Ejecutivo
Cómo reconocerlo: Usan traje oscuro, muy formales. Pelo corto, muy afeitados. Siempre impecables. Tienen buenos modales.
Accesorios: Agenda electrónica, tarjetas de visita, diarios financieros, artículos de higiene como enjuagues bucales.
Malas costumbres: Cuenta chistes sin gracia..
Descripción: Su meta es hacerse rico lo antes posible. Es "trabajólico" y el éxito lo obsesiona. Cree que el amor es a corto plazo, pero cuando se cansa de tener una y otra conquista, decide ponerse serio y tener hijos. Es muy preocupado de la imagen, por lo que le exige a su compañera andar siempre despampanante.


Consejos prácticos:
Conquista: Le gustan las mujeres muy arregladas.
Cómo mantener la relación: Enseñarle que hay mundo más allá del trabajo. Cuando vuelva del trabajo, dejarlo descansar.
Cómo terminar: Si crees que no se compromete, primero sugerir una breve separación. Luego pedirle que se comprometa y si dice que no está preparado... ¡¡dile adiós y busca otro!!

5. El hombre cibernético
Cómo reconocerlo: Vive pegado a la pantalla de su computador. Es muy callado y monosilábico.
Accesorios: Computador, cámara digital, novelas de ciencia ficción, juguetes tecnológicos y archivos secretos en el disco duro.
Malas costumbres: Pasa mucho tiempo en el computador, tiene pocos amigos de carne y hueso, no está para nada en buen estado físico.
Descripción: Pasa sus ratos libres chateando por la red, se conecta para evitar la soledad o el aburrimiento. Para él, en el ciberespacio confluyen sus hobbies . En lo cotidiano es el típico oficinista que no habla con nadie, el amigo aburrido o un adolescente solitario.


Consejos prácticos:

Conquista: Obviamente online. Guarda con mucho celo tus propias contraseñas.
Cómo mantener la relación: Se debe tratar de compatibilizar el mundo virtual en el que este sujeto vive con el real.
Cómo terminar: Pulsa la tecla Escape.

6. Playboy
Cómo reconocerlo: Siempre tiene actitud de conquista. Sus comentarios son en doble sentido y con indirectas. Es el soltero eterno y el donjuán del barrio. Se le encuentra en cualquier parte, menos en su casa.
Accesorios: Auto deportivo, bronceado permanente y una agenda con los números telefónicos de sus “nenas”.
Malas costumbres: Promete de todo, pero finalmente no cumple. Alardea en público sobre sus conquistas y su vida amorosa.
Descripción: Divertido, romántico y con una libido alta. Le preocupa mucho lo que digan de él -sobre todo la imagen de su virilidad que tengan sus amigos- y cualquier crítica la interpretará como un rechazo. Son muy seductores.


Consejos prácticos:
Conquista: Se debe dar la impresión de estar dispuesta a todo. Comportarse como una chica sin complejos. Responden a cualquier insinuación, así es que hay que estar preparada.
Cómo mantener la relación: A largo plazo no será fácil. Paciencia.
Cómo terminar: No vale la pena darle segundas oportunidades. Cortar por lo sano y "si te he visto, no me acuerdo."

7. Curandero emocional o New Age
Cómo reconocerlo: Ropa hippie, va a talleres esotéricos, habla en voz baja.
Accesorios: Esterillas de yoga, sandalias, incienso, cristales de cuarzo.
Malas costumbres: Sus ejercicios en la mañana. Es maniático de la comida sana, busca siempre a la pareja perfecta.
Descripción: Es empático. Cree que el pensamiento positivo favorece el bienestar. Adicto a la autoayuda. Es capaz de crear y mantener relaciones importantes para su felicidad a largo plazo.


Consejos prácticos:

Conquista: Le gustan las mujeres relajadas y que estén a gusto consigo mismas. Invítalo a una clase de danza.
Cómo mantener la relación: Se debe tomar en serio. El querrá pasar la mayor cantidad de tiempo con su pareja, así que es necesaria una entrega total.
Cómo terminar: Es sagaz y sensible, por lo que no se le puede venir con excusas. Es bueno ser lo más sincera posible.

Como dije al principio, la lista anterior solo fue una muestra de algunos ejemplares que andan por ahí. Aprende a ESCOGER, SELECCIONAR, ELEGIR Y DECIDIR  el tipo de hombre que mejor te convenga. Es un proceso muy personal y que exige mucho análisis, cuidado y atención. Nadie experimenta en cabeza ajena, pero aprende a escuchar consejos, historias y, sobre todo,  a identificar las señales de alerta para que huyas de los prototipos que NO debes aceptar en tu vida por ningún motivo.

Recuerda:
TÚ vales mucho y eres quien debe decidir a quién entregarás tu corazón...
¡¡No cualquiera merece tu amor, tu tiempo, tu espacio ni tu esfuerzo!!

1 comentario:

  1. Muy interesante artículo, sólo que a estas alturas de mi vida la mayoría de los individuos (como dicen los jóvenes ya son intramusculares) y no es que esté amargada sino que es pan con lo mismo y todo tiene un límite ¿Porqué serán tan soberbios y ególatras? ojalá que las nuevas madres críen hijos hombres no enfaldados, chiqueados, misóginos, ridículos y pagados de sí. Buena suerte

    ResponderEliminar

¡No te lo puedes perder!

¡No te lo puedes perder!
Pago por PayPal y en OXXO

Visita nuestro blog Mujer Sin Cadenas

Visita nuestro  blog Mujer Sin Cadenas
2o. Lugar Categoría Gráficos del Premio Mujer y Publicidad 2011

CONSULTA LA GUÍA DE PENSIÓN ALIMENTICIA EN MÉXICO

¿DIVORCIO A LA VISTA? ¡PREPÁRATE!

Twitter

ESPAÑA

URUGUAY

GUATEMALA: ¡DENUNCIA!

ARGENTINA

CHILE

La misteriosa desaparición de Cristina Siekavizza

MINDY RODAS: MUTILADA, IGNORADA Y...¡ASESINADA!

Publicación en Mujeres Publimetro

Mi colaboración en Mujer AF

Google+ Badge